HOGAR DE ANCIANOS “SANTA TERESA”
Olga Martín de Camilleti(*)

En Lonquimay, la necesidad contar con un lugar para albergar a los ancianos del pueblo sin familias,  con impedimentos físicos o sin allegados que puedan hacerse cargo de ellos, se origina, en su momento, ante la carencia en la localidad  de una institucion para atender esas necesidades.

         La familia Camilletti, en la reciente década del 90,  era propietaria en el pueblo, de un caserón en el que vivían dos hermanos solteros: Amalia y Antonio, quienes se encontraban ellos mismos, además, en las condiciones anteriormente citadas. Es decir, puntualmente, sus familiares más cercanos no podían  cuidar de ellos. 

Entonces, dos de sus sobrinos más allegados, Luis Camilletti y María del Carmen Camilletti, proponen a sus tíos donar la propiedad a la Municipalidad para destinarla al fin ya mencionado: vivienda de ancianos con necesidad de  albergue. Sus tíos están de acuerdo, como  tambien el resto de la familia que fue consultada, y así nace el “Hogar de Ancianos “Santa Teresa”, nombre que conmemora a doña Teresa de Camilletti, la madre de los dueños.

Se realiza legalmente el traspaso a la Municipalidad y el Hogar comienza a funcionar a partir del 9 de enero de 1991. Es convocada la participacion de los vecinos para unirse a la tarea e incorporarse a una Comisión Directiva o Administradora, creada, justamente, para impulsar el Hogar.

Sus primeros integrantes fueron: Luis Camilletti, María del Carmen Camilletti, María Inés Nazetta, Dolores G. de Feito, Catalina de Lecea, María A. de Visbeek, Águeda de Pascual, Olga M. de Camilletti, Nélida C. de Rivas, Raquel G. de Sarasola, Ramón Vilouta, Abel Rivas.

De recordada memoria también, nuestra colaboradora-benefactora, la señora María Inés Boullón de Arostegui.

En noviembre de 1995, el Hogar consigue su Personería Jurídica luego de trámites realizados por miembros de la Comisión.

En los primeros tiempos, estuvieron a cargo de los quehaceres domésticos las señoras Nèlida Ester Villegas de Abona y María del Carmen Farías de May.

El Hogar, tiene como referente médico para la atención de los ancianos al Dr. Ariel H. Silva, quien, además, confecciona la dieta alimentaria  para los internos.

Los miembros de la Comisión, se ocupan personalmente de solicitar ayuda alimentaria para el Hogar y recorren los domicilios de la localidad para conseguirla, siendo muy satisfactorios los resultados.

Como apoyo para el funcionamiento del Hogar, la Municipalidad otorga un subsidio al establecimiento en que se destina, por resolucion de La Comisión  al pago de los sueldos del personal.

Los internos aportan, a voluntad, su jubilación para necesidades de alimentación.Además se han recibido en diversas oportunidades subsidios de diputados y funcionarios provinciales, de la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa Ltda., del Consejo Nacional de Beneficencia de Buenos Aires (consistente éste en regalos para fin de año) y de vecinos  de la localidad de Lonquimay.

El funcionamiento del Hogar ha continuado y continúa, con esfuerzos, pese a las dificultades derivadas de la crisis económica. El edificio se ha deteriorado notablemente, motivo por el cual los responsables están tratado, junto con la Municipalidad, de buscar los medios económicos para repararlo.          

           Actualmente la Comisión Directiva del Hogar “Santa Teresa” está integrada por: 

Presidenta: Griselda Rivas de Hernández
Vicepresidente: José María Boullón
Secretaria: Olga Martín de Camilletti
Prosecretaria: María del Carmen Camilletti de Boullón
Tesorero: Pedro Ismael Martín
Pro tesorero: Elba S. López de Cepeda
Revisor de cuentas: Antonio Ismael Vázquez
Revisor de cuentas suplente: Oscar Alfredo Meluso

Vocales: Raúl Ricardo Visñuk, Marcela Raquel Camilletti de Blanco, Marta Elena Stieb y Darìo Germán Reinoso.

----------------
(*) Olga Martín de Camilletti, integra la Comisión Directiva del Hogar “Santa Teresa”, uno de cuyos fundadores fue Luis, su esposo. Dedica a esa tarea, amor, tiempo y energía, que comparte con otras de silenciosa ayuda a quienes esperitual o materialmente la necesitan.  Fue docente y tuvo a su cargo la escuela de la Colonia durante 27 años Madre de tres hijas también ellas dedicadas a la docencia.