CORREOS Y TELECOMUNICACIONES 

                          Horacio Linhardo (*)

(Extractado del Libro Histórico de la Escuela Nro 35- Año 1957) 

                                                                                                   
             En el año 1906 el Ministerio del Interior, del cual dependía la repartición en aquel entonces Correos y Telégrafos, habilitó en ésta una estafeta de Correos que funcionaba en una casa de construcción de chapas y madera, ubicada donde actualmente reside el convecino Sr. Raúl Beascochea, atendida por una señora cuyos datos personales no es posible proporcionar, por haberse traspapelado las actuaciones de su constancia. 

 Allí funcionó aproximadamente hasta el año 1907, trasladándose posteriormente al negocio de almacén que por ese entonces poseía el Sr. D. Ramiro Rodríguez, hoy domicilio particular del Sr. Francisco Blanco. En los primeros meses del año 1908 fue dispuesto su traslado al negocio de almacén del Sr. Joaquín Fernández, ubicado donde actualmente es la entrada de las instalaciones de Remates y Ferias.

 

 Por resolución ministerial, en el año 1914 se procedió a clausurar la misma para habilitar en su lugar una Oficina Postal, a cargo del Sr. Ambrosio Gómez, con cargo de Jefe, oficina que se instaló en unl local ubicado en el domicilio actual del Sr. Atilio González.

 

 Por aquel entonces la oficina se denominaba “Pueblo Quintana”, denominación esta que fue sustituida en el año 1927 por la actual “Lonquimay”. Hacia 1929 se habilitó el servicio telegráfico, pasando en consecuencia a la categoría de Oficina Mixta de 4*, designandose como jefe titular el Sr. Francisco Ascencio.

 

 Luego lo sucedieron en el mismo cargo:  Victorio Zenón Rolle, Ángel Pablo Pensotti, Luis José Pérez, José Guillermo Ascencio, hijo del primero de los nombrados, actualmente Subinspector, Agustín Pedro Vicente y hasta la fecha, el que suscribe.

 

En cuanto a la trayectoria del personal subalterno, cabe destacar la cumplida por el ex cartero D. Eustaquio Pedro Robles (fallecido) quien a lo largo de sus 30 años de ininterrumpidos servicios, en los que en ningún momento escatimó esfuerzos para su orgullosa y modesta misión, supo conquistar la estima y el aprecio del vecindario en general. Para él, ex colega Robles, mi más modesto y sincero homenaje.

 

(*) Horacio Linhardo, fue Jefe de la Oficina de Correos y Telegrafos de LONQUIMAY, Dto. 25,.

______________