BANCO DE LA PAMPA
La Sucursal que fue prevista para Lonquimay (*)

          A principios de los años setenta las firmas locales “HIJOS DE VICENTE MONTERO” y “GOMEZ, GARZARON & Cía.”, comenzaron a gestionar ante las autoridades del Banco de la Nación Argentina, Sucursal Santa Rosa, la creación de una sucursal de ese banco en la localidad.

Además de las concretadas provincialmente, se realizaron gestiones en la Capital Federal, a través del Dr. Jorge Raúl Torres, profesional vinculado familiarmente a la localidad, quien interesó en el tema al Contador Dr. Víctor Hugo Capaccioli, funcionario adscripto al Directorio del Banco, quien, a su vez, recibió personalmente en diversas ocasiones a las autoridades municipales de Lonquimay.

El proyecto era factible porque, según la Carta Orgánica del Banco, para abrir una nueva sucursal se exigía que la misma no estuviera a menos de 50 kilómetros de las existentes, lo que se daba con Lonquimay, con las más cercanas de Quemú Quemú y Pellegrini.

Al tomar el cargo de Intendente, Osvaldo Montero integró a la municipalidad con las firmas antes citadas, para realizar las gestiones pertinentes.

Luego de arduas tareas se llegó a un acuerdo con el señor Juan Carlos Paz, en ese entonces Presidente del Banco, para la creación de la sucursal, poniendo como única condición que debía cederse el terreno en forma gratuita.

La Municipalidad, así, con permiso del Gobierno Provincial,  cede  al banco el solar lindero al actual tanque de agua, del lado oeste, frente a la plaza pública.

Al crearse en el año 1973 una sucursal del Banco de La Pampa, ambas partes consideran que la infraestructura de Lonquimay no da para tener dos bancos, por lo que el proyecto se anula y el banco devuelve el terreno.

O.M.
______________

(*) Antecedentes de la Instalación en la localidad del Banco de La Pampa